SAINTS ROW two

[ad_1]

Volition no aprovechó la ausencia de rivales para ser la alternativa valida a GTA.

Candidato número uno a convertirse en el juego más demonizado de aquellas navidades por los que, con o sin razón, siempre andan metiéndose con los videojuegos, Saints Row two es sólo otro título más nacido bajo la alargada e inmisericorde sombra de GTA.

Como muchos otros, ha creado su identidad buscando distinguirse y distanciarse del juego de Rockstar por un lado… pero sin alejarse tampoco demasiado del concepto con la razonable esperanza de atraer al mismo público.

El resultado es, digan lo que digan sus creadores, inferior en casi todos los apartados, y ese es el principal pecado de una aventura anunciada como alternativa, pero que sólo supera a GTA en dos cuestiones: la posibilidad de editar al personaje o en la opción de juego en red.

Tampoco le negaremos una constante y desmedida tendencia al exceso, a la violencia más gratuita y, sobre todo, a la violación sistemática de lo “políticamente correcto”.

Saints Row two huye de lo genuine y lo hace con la misma delicadeza que se espera de un elefante en una cacharrería.

Se juega de manera distinta, resulta divertido y más arcade que la gran mayoría de juegos del género, lo que también invita a tentar a la suerte y a que nos metamos en más líos de los necesarios para completar una fase.

En ese sentido nos recuerda un poco a aquel apocalíptico Duke Nukem 3D.

Tan jugable como tremendo y tan, tan exagerado que lo más lógico y regular es tomárselo a broma desde la primera misión, aunque alguno ya lo hará desde el tutorial.

Técnicamente es más bien limitado y, aunque pasable, no aprovecha en ningún momento el potencial de ambas consolas.

Estéticamente, por si alguno no se fijó aún en las pantallas, la tendencia suele ser hacia lo hortera y lo cutre, siendo Saints Row two una especie de Torrente que hace las Américas.

En cuanto al tamaño de los mapas o el número y variedad de las misiones, SR2 no es de los más grandes, pero sí tiene bastantes horas de juego, siempre que optemos por rejugarlo con cada una de las bandas de la ciudad.

El handle, al principio, choca y descoloca, sobre todo el disparo, por ser algo lento e impreciso a la hora de apuntar.

Se había hablado mucho y mal del estilo de conducción del juego, pero lo único cierto es que con la práctica llega a parecer algo más manejable y genuine que el de GTA IV.

Sin ser ni de cerca lo que esperábamos, Saints Row two tiene algunas cosillas interesantes, un estilo propio y una mecánica idéntica a la del resto de juegos de PS3 y Xbox 360.

JOSÉ LUIS LOPEZ VAZQUEZ MEETS DAVID NEBREDA

Lo prometido es deuda.

Quizás lo más notable de SR2 es su editor: podremos representar con total fidelidad a Morgan Freeman u optar por la filosofía de Xtreme Retro, un híbrido entre la época dorada de la comedia española y el arte vanguardista más incómodo y visceral.

Algunas secuencias con nuestro querido aborto son dignas de ver.

EN SÍNTESIS

El alumno no supera al maestro en todo lo que debería… y sí en casi todo lo fácil y previsible.

Un total exceso.

Xtremeretro

&#13

About Xtremeretro

&#13
X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.&#13
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.&#13
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.&#13

[ad_2]

Latest posts