CELEBRANDO EL REGRESO DE LOS GRANDES SHOOTERS (PARTE 1)

[ad_1]

Tras muchos años de shooters en primera persona ambientados en guerras modernas y futuras de estilo realista, hay que festejar que los shooters clásicos de los 90 han vuelto para quedarse.

Corría el año 1.992 cuando id Software se sacó de la manga el shooter en primera persona más emblemático e influyente que se había visto nunca: Wolfenstein 3D.

No fue el primero del género, pero lo popularizó y trajo consigo decenas de imitadores.

Durante los siguientes años, pudimos disfrutar de joyas absolutamente memorables, como Doom, Duke Nukem 3D o Quake, entre otros.

Los avances tecnológicos y el juego en red fueron evolucionando el género hacia unas aventuras mucho más elaboradas, con un peso narrativo más acusado, una puesta en escena realmente cinematográfica y una determinada apuesta por el realismo, tanto en la ambientación como en lo puramente jugable, con un especial énfasis en el comportamiento de la balística o la apariencia de nuestras armas.

Así, sagas como Medal of Honor, Call of Duty, Rainbow Six, Battlefield o Counter Strike coparon el mercado.

Por otro lado teníamos shooters en primera persona que bebían del mítico System Shock o Deus Ex, que no sólo proponían disparos en primera persona, sino que lo combinaban con puzzles, exploración y una estructura de niveles tirando al “metroidvania“.

Sin embargo, parece que la vertiente más pura del género, esa que nos lanzaba como posesos a matar demonios sin preguntarnos mucho qué narices estaba pasando o porqué hacíamos lo que hacíamos, se estaba perdiendo.

Todo tenía que estar envuelto de una grandilocuencia que, quizás sin quererlo, denostaba aquellas propuestas más directas.

Algunos juegos intentaron, sin mucho éxito que digamos, devolverle la gloria a este estilo, como Serious Sam o Duke Nukem Forever.

En 2.014, sin embargo, Machine Games sentó las bases del retorno de este estilo con Wolfenstein: The New Order.

id Software agarró el testigo y supo dar con la tecla gracias a Doom, que no sólo nos devolvería a aquellos shooters frenéticos, viscerales y rebosantes de gore, sino que lo hizo con un control y un apartado gráfico impecables.

Su éxito ha propiciado que vivamos una segunda juventud de este tipo de juegos de acción en primera persona.

Por eso, en los próximos meses, podremos disfrutar de una prometedora ristra de títulos que a buen seguro cumplen con nuestras expectativas.

Tenemos tanto hype que estamos deseando que vuelvan otros clásicos olvidados del género.

¡Larga vida al shooter!.

Diecinueve años después de los eventos ocurridos en The New Colossus, esta nueva entrega de la saga nos invitará a viajar hasta una París ocupada por los nazis en los albores de los años 80.

La mayor novedad, sin embargo, no será la ambientación, sino que el mítico B.J. Blazkowicz cederá el protagonismo a sus dos hijas gemelas, Jessica y Sophia.

Así. podremos jugar a toda la aventura junto a un amigo en un modo cooperativo que promete convertirse en una auténtica pasada.

Nuestra misión será dar con el paradero de nuestro padre y, de paso, aniquilar a cientos de nazis por el camino.

Pero las novedades no acabarán aquí, ni mucho menos.

Youngblood tendrá un desarrollo mucho más abierto que las anteriores entregas.

Podremos completar las misiones en el orden que prefiramos, explorar a nuestro aire, subir de nivel para desbloquear nuevas habilidades, accesorios y elementos estéticos y hasta personalizar nuestra base en las catacumbas de París.

Los niveles gozarán del excelente diseño al que nos ha acostumbrado Arkane Studios, creadores de genialidades como Dishonored o Prey y, aunque el juego será más largo que los anteriores, costará 29’99 euros.

WOLFENSTEIN: CYBERPILOT

Bethesda apostará por PS VR con este spin-off que saldrá a la venta el mismo día que Youngblood y que nos invitará a pilotar las máquinas de guerra nazis, como el Panzerhund, para arrasar con las tropas alemanas que dominan París.

La espera ha sido más larga de lo que nos hubiera gustado, pero la tercera entrega de la saga de Gearbox llegará este mismo verano.

La base será la misma de siempre: disparos en primera persona con gran componente rolero, juego cooperativo para 4 jugadores, mucho sentido del humor y, sobre todo, un “looteo” procedural de hasta miles de armas distintas.

Las novedades incluirán nuevos movimientos, como deslizarnos tras agacharnos en mitad de una carrera, escalar, armas con disparos secundarios que cambiarán completamente su comportamiento, coberturas que se irán destruyendo al recibir disparos, empujar barriles explosivos para reventarlos contra los enemigos, la posibilidad de resucitar a PNJ y que ellos nos resuciten o el nuevo daño elemental de radiación.

Además, visitaremos varios planetas distintos, no sólo Pandora, en busca de nuevas Cámaras a bordo de Sanctuary III, nuestra gigantesca nave espacial que también hará las veces de base en la que cambiar nuestro aspecto, visitar tiendas, el bar de Moxxxi, una enfermería, etcétera.

También nos encontraremos con personajes clásicos como Lilith o Zero y el “loot“, si queremos, será igual para cada jugador, por lo que no habrá que rapiñar.

EL PADRE DE LOS “LOOTER SHOOTERS”

Cuando ni siquiera existía una palabra que definiera este subgénero, Borderlands se sacó de la manga un estilo de juego que tuvo tanto éxito que se ha copiado hasta la saciedad.

ANTHEM

Uno de los grandes fiascos del año, al menos en lo que respecta a críticas, tenía ideas interesantes, pero muchos errores de bulto.

BORDERLANDS

La espiral del looteo, típica de la saga Diablo alcanzó nuevas cotas jugables con este sensacional shooter cargado de armas y humor.

DESTINY 2

La apuesta de Bungie en esto de los shooters cooperativos cegados por el looteo tiene puntos débiles, pero la jugabilidad es impecable.

THE DIVISION 2

La segunda entrega de esta saga ha aprendido de casi todos los errores del original y es, a día de hoy, una propuesta redonda.

Xtremeretro

About Xtremeretro


X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.

[ad_2]

Latest posts