LOS CANALLAS DE NARC

[ad_1]

Matones gigantes, camellos armados, yonkis trastornados, cadáveres en llamas, perretes asesinos, prostitutas… y esto es sólo el principio.

La primera tarea de los narcs es acabar con la distribución de Mr. Large, gestionada por una banda, los Das Lof.

Con gabardinas para disimular su cargamento, estos chungos acuden en masa a por los “polis”.

Deben ser abatidos o detenidos – para conseguir un bonus -.

Los narcs son un quebradero de cabeza para Mr. Large, obligándole a sacar a los tipos más duros.

Joe Rockhead vive en una frenética ira de esteroides, lo que le hace poderoso e inmune al dolor, y difícil de matar.

Si te pilla, será lo más parecido a una caricia infernal.

Interrogando a los miembros de Das Lof, descubrirás la localización del laboratorio de Mr. Large, y que el Dr. Spike Rush está preparando una mezcla aún más potente.

Es un rival peligroso, que te lanzará jeringas venenosas al más mínimo descuido.

El “gran hombre”, el objetivo de los narcs.

Primero aparece en silla de ruedas, retirándose a su guarida para evitar el fuego enemigo, antes de desvelar su forma actual: una gigantesca cabeza sobre una plataforma móvil.

Llénala de plomo y volverá a cambiar, por sorpresa, a una calavera metálica.

Antes de alcanzar el cuartel basic de Mr. Large, los narcs deben pasar por las chungas y sucias calles del centro.

Portando un cuchillo de cocina y con una aterradora máscara de payaso, Kinky Pinky manda aquí, y sus miembros no dudan en secuestrar a los distraídos viandantes.

Con los laboratorios destruidos, toca descubrir de dónde viene la marihuana, y ver quien la está protegiendo.

Ese rol recae en el Sargento Sky Excessive, soldado veterano, adicto al porro y custodio del criadero de Mr. Large.

Despacha al villano y asegúrate de coger algunas plantas…

¡Son una prueba!.

Finalmente, los narcs penetran en el cuartel basic de Mr. Large, pero no sin antes enfrentarse a legiones de matones con traje de gángster.

Armados con subfusiles, estos gángsters son lo último en asesinos de profesión, y te amargarán el camino hacia la guarida de Mr. Large.

Xtremeretro

About Xtremeretro


X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.

[ad_2]

Latest posts