GTI CLUB +

[ad_1]

Ocho jugadores, un pueblecito costero repleto de atajos y una colección de utilitarios clásicos.

La releche, oiga.

En un foro determinado debieron pensar que period un borracho, o directamente un cretino, tras proclamar a los cuatro vientos que GTI Membership + period lo mejor que había visto en la Video games Conference de Leipzig.

¿Senilidad, esnobismo o simplemente amor por la recreativa de 1.996?.

Posiblemente algo de estas tres cosas hay en mi devoción por esta fabulosa conversión a PlayStation Community de una de las máquinas más divertidas, e injustamente olvidadas, del catálogo de Konami.

Cada vez que veía un Runabout, un Midnight Membership o incluso la fase de conducción de La Conspiración Bourne, no podía dejar de pensar en aquella coin-op que abrió el camino al callejeo y al uso de utilitarios clásicos.

Y no debía ser el único, a raíz de la decisión de Konami Europa de encargar a Sumo Digital – sí, los titanes del OutRun 2.006 – la conversión a PSN de la máquina unique, con un buen número de mejoras que justifican sobradamente la incorporación del Plus.

Sin duda, la más essential, es la posibilidad de competir contra otros siete usuarios, vía on-line.

Esto alarga hasta el infinito la vida de un juego que, no vamos a negarlo, sólo ofrece un único circuito.

¿Convierte eso a GTI Membership + en un título monótono?.

Para nada.

El pueblecito costero está atravesado por multitud de atajos, túneles, callejuelas, escalinatas… que deberás explorar a fondo para llegar el primero a la meta, mientras esquivas el tráfico controlado por la IA.

Los gráficos – 720p de resolución – discurren en todo momento a unos suaves 60 fps, y aunque no pueden – y tampoco pretenden – alcanzar el realismo y la espectacularidad de Gran Turismo 5, recrean con mimo y toneladas de cariño auténticos incunables de la carretera, como el Renault 5, el Mini Cooper, el Fiat A112 Abarth, el Lancia Delta o el Golf GTI.

Pilotar estos utilitarios míticos, y hacer el cabra por callejones, exprimiendo el freno de mano al máximo, es una de las mayores gozadas que nos ha proporcionado la PlayStation Community desde su creación.

Además de la competición on-line entre eight usuarios – que incluye comunicación vía headset y el uso de la cámara PlayStation Eye -, ya sea en carrera o en el Modo Bomb Tag, este GTI Membership pluseado te desafía a conseguir distintos trofeos y desbloquear diferentes skins para cada modelo de coche – taxista, policía… -, o tunear la apariencia de tu propio utilitario, con pegatinas macarras, banderas…

Por 15 euros – dos más de lo que dijeron en un principio -, podías emular a Michael Caine en The Italian Job, pisar a fondo el acelerador de tu Mini y chulear a alemanes, ingleses y franceses.

Ojalá el resto de compañías se pongan las pilas y comiencen a llevar sus clásicos de conducción a PSN y Dwell, como también hizo SEGA con el título de OutRun On-line Arcade.

¡La Virgen!.

Antes de que me saltéis al cuello, pensad dos cosas: costaba sólo 15 euros, permitía hacer el asno on-line contra siete tipos, pilotar clásicos de la talla del Mini o el Renault 5, y tiene toda la jugabilidad de una recreativa.

¡Diablos!.

¿No merece eso todos nuestros halagos?.

Xtremeretro

About Xtremeretro


X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.

[ad_2]

Latest posts