LITTLEBIGPLANET (PARTE 2)

[ad_1]

Pese a que el objetivo inicial de Media Molecule period diseñar un editor que pudiese utilizar cualquiera, la desbordante cantidad de opciones y su milimétrico funcionamiento queda relegado para los más pacientes.

Ahora para todos ellos, advertirles que tienen la herramienta más versátil y cuidada jamás imaginada, a la altura de las grandes comunidades de mods de PC.

Mediante este mecanismo, nos podemos marcar guiños a juegos tan excepcionales como Tremendous Mario Bros. 3, por ejemplo.

La BSO de LittleBigPlanet, en contra de lo possible, abusa de licencias y grupos conocidos.

Su implementación es tan acertada como la selección musical, con Atlas de los Beattles como una suerte de himno oficial del juego: esas voces pitufadas y estrebillo pegadizo son el equivalente a una rave en el universo de LBP.

El retraso por la incorporación de versos del Corán en una canción nos pilló fuera de banda.

Las plataformas nunca habían encontrado una fórmula para que su mecánica se adaptase a las partidas multijugador.

En LittleBigPlanet, la mezcla de cooperación y gamberrismo logran uno de los títulos más disfrutables en compañía sin avasallarnos con modalidades further.

No podía faltar el homenaje de turno a Tetris.

Saltando con cautela por las diferentes figuras – decoradas. eso sí, al estilo patchwork – llegaremos al last de nuestra explicit odisea.

Cualquier elemento puede ser impregnado con elementos peligrosos, como electricidad, fuego o fuel tóxico, abriendo un abanico infinito de malvadas posibilidades.

Resulta indispensable tener muy claro qué quieres hacer antes de ponerte manos a la obra.

LBP es vasto pero no infinito.

Si no eres capaz de diseñar algo, busca alternativas.

Con prisas y sin pausas hemos diseñado nuestra propia fase para comprobar las posibilidades de LBP.

Tras sudor y sangre, os presentamos el pequeño viaje de Sackboy por la historia del videojuego.

Xtremeretro

About Xtremeretro


X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.

[ad_2]

Latest posts